Embajada de la Republica de Eslovenia /Los Eslovenos en America del Sur  /Argentina /

Los eslovenos en Argentina

Los eslovenos están radicados en casi todas las Provincias argentinas, desde Tierra del Fuego hasta el norte argentino. Las variadas actividades de la comunidad eslovena están concentradas  principalmente en las zonas donde viven grupos de eslovenos, en especial el Gran Buenos Aires, Bariloche, Mendoza, Rosario, y también Córdoba, Miramar, ciudad de Paraná y Tucumán.

Se estima que viven en Argentina cerca de 40.000 eslovenos o sus descendientes, de los cuales más de 4.100 son ciudadanos eslovenos con domicilio en Argentina. Podemos dividir la inmigración eslovena en Argentina en tres grandes grupos: la inmigración de carácter predominantemente económico de fines del siglo XIX y período anterior a la Primera Guerra Mundial, los inmigrantes del período entre las dos guerras y la inmigración política posterior a la Segunda Guerra Mundial.

Los primeros eslovenos llegaron a la Argentina en la década de 1870, al amparo del convenio entre la monarquía austro-húngara y la Argentina. Los descendientes de estos eslovenos crearon el 16 de noviembre de 2002 la Asociación Eslovena Triglav en la ciudad de Paraná, Provincia de Entre Ríos. Con sus 150 miembros, la Asociación es un ejemplo del »redescubrimiento« de las raíces eslovenas y de la búsqueda de contactos con la patria de los ancestros. La Asociación colabora activamente con las demás instituciones eslovenas en Argentina, organiza cursos de idioma esloveno, emite la audición radial »Ecos de Eslovenia«, siendo también muy activo su grupo de folklore.

La mayor parte de los inmigrantes eslovenos llegó a la Argentina en el período entre ambas guerras, fueron aproximadamente 25.000 personas provenientes en su mayoría de las regiones de Prekmurje y Primorska.  Las asociaciones de estos inmigrantes funcionan en Buenos Aires (Triglav), en el Gran Buenos Aires (Bernal), en Rosario (Triglav) y en Córdoba. La comunidad de Prekmurje emite la audición radial »Eslovenos del este y ... algo más«. También la Asociación Mutual Eslovena Triglav tiene su programa radial »Triglav mi hogar« y organiza eventos sociales en su sede. Entre las asociaciones de este grupo de inmigrantes se cuenta también la asociación de los Eslovenos del Véneto.

Más intensa es la actividad de las asociaciones y organizaciones de la inmigración de »post guerra«, que se radicó en la zona del Gran Buenos Aires entre los años 1947-49 y 1954-55 (en total aproximadamente 6.000 personas). Grupos numerosos de estos inmigrantes residen en Mendoza – aproximadamente 600 personas – y en San Carlos de Bariloche, donde viven cerca de 350 eslovenos que se reúnen en el Club Andino Esloveno y han traído a estos lugares la visión y la experiencia europea en deportes de invierno, alpinismo y turismo. Una pequeña comunidad eslovena vive en la ciudad marítima de Miramar.

La emigración eslovena de post guerra llegó a la Argentina en un grupo compacto, con un gran número de intelectuales y sacerdotes (80). Desde su llegada colaboraron solidariamente para establecerse y con sus propios medios construyeron sus centros eslovenos, crearon escuelas de idioma esloveno, organizaron coros y grupos de teatro, grupos de arte, centros deportivos, religiosos, etc.

La organización central de los emigrantes de post guerra, Eslovenia Unida en Buenos Aires, mantiene vínculos con los centros eslovenos locales y las numerosas organizaciones que funcionan en el Gran Buenos Aires (Asociación de Madres, asociaciones de jóvenes). El principal medio de difusión es el semanario »Eslovenia Libre«, que en el año 2008 celebró 60 años de existencia en Argentina. Aproximadamente 400 niños concurren los días sábados a las escuelas eslovenas que funcionan en los centros locales y están a cargo de voluntarios, en tanto cerca de 100 estudiantes concurren los sábados al curso secundario »Marko Bajuk«.

Todos los sábados a las 13 horas se emite en Buenos Aires el programa radial »Una ventana a Eslovenia«, así como también el programa radial y televisivo »Un rinconcito esloveno«. Entre las publicaciones más relevantes de los emigrantes de post guerra podemos mencionar también la revista mensual »Duhovno življenje  - La Vida Espiritual«, editada por la Misión Católica Eslovena en Argentina, y la publicación anual »Meddobje - Entresiglo«, editada por la Acción Cultural Eslovena (SKA).