Embajada de la Republica de Eslovenia /Los Eslovenos en America del Sur  /Venezuela /

Los eslovenos en Venezuela

Los primeros eslovenos llegaron a Venezuela entre ambas guerras mundiales, aunque en un número pequeño, que se estima en unas 50 personas. Un grupo más numeroso de inmigrantes eslovenos llegó a Venezuela en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, seguidos hasta fines de los años 50 por un gran número de personas, en su mayoría de Primorska. Esta emigración estaba motivada por la insatisfacción con las condiciones económicas y en parte con las condiciones políticas, por el afán de aventuras y por los vínculos existentes con los eslovenos en Venezuela. Sobre la base de distintas fuentes y testimonios se estima que hasta el año 1960 llegaron a Venezuela entre 550 y 800 eslovenos. 

En el año 1958 llegó a Venezuela desde la Argentina el sacerdote esloveno Janez Grilc, quien demostró ser un excelente organizador. Ese mismo año comenzaron las misas en idioma esloveno, también las peregrinaciones con marcadas cualidades nacionales, les siguieron los encuentros sociales y culturales. En el año 1966 se fundó formalmente en Caracas la asociación »Sv. Ciril in Metod«, de cuyos eventos participaban entre 100 y 150 personas. 

La Asociación fue dueña por un tiempo de su propia sede, que luego fue vendida, debido principalmente a la dispersión de los eslovenos en la ciudad capital y el país, a los escasos medios financieros y al pequeño número de integrantes de la comunidad. En el mismo período se fundó en Valencia la asociación Ilirija, existiendo también datos acerca del funcionamiento en el pasado de la asociación Slovenija en Puerto Cabello. 

De las actividades del sacerdote esloveno en Caracas da testimonio la calle que lleva su nombre. La avenida »Slovenija« en la ciudad turística Higuerote da testimonio de la presencia eslovena en Venezuela. En los tiempos del sacerdote Grilc funcionó en Caracas la orquesta »Triglav«, desde el mes de abril de 1959 se publicó el periódico »Življenje – Vida«, con temas religiosos e informativos. 

Resulta de particular relevancia para los inmigrantes eslovenos el Día del Inmigrante en Guigue, donde se considera »jefe blanco« al inmigrante esloveno Franc Willewardt.  Es el día en que se recuerda el desembarco de los primeros inmigrantes europeos de post guerra en Puerto Cabello y su llegada al campamento cercano a El Trompillo.